Skip to main content

Ciberataque global: últimas noticias del ‘ransomware WannaCry’


Las autoridades chinas han anunciado que han descubierto una nueva mutación del virus WannaCry, responsable del ciberataque a escala mundial que ha afectado a más de 179 países y unos 230.000 ordenadores desde el viernes, según informa este lunes el diario oficial Global Times.

La Administración del Ciberespacio, el Departamento de Seguridad Pública de Pekín y la Comisión Municipal de Economía y Tecnología de la Información de Pekín emitieron el domingo un comunicado en el que aseguraron que esta nueva versión del virus, WannaCry 2.0, se ha saltado las medidas de seguridad implantadas tras el primer ataque.

«Se cree que WannaCry está basado en EternalBlue, aplicación desarrollada por la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estadounidense para atacar ordenadores que utilicen el sistema operativo Microsoft Windows, para lo que aprovecha los agujeros de seguridad», explica el mismo medio. El director del Instituto de Estrategia en el Ciberespacio chino, Qin An, indicó que las «armas virtuales desarrolladas por EE UU recuerdan al mundo el gran daño que la hegemonía estadounidense en las redes puede causar».

El comunicado añade que no puede evitarse una mayor propagación de este ransomware, que limita o impide a los usuarios el acceso al ordenador o ficheros a menos que paguen un rescate, y las administraciones han pedido a sus departamentos que actualicen sus sistemas operativos y desconecten de la red los equipos infectados.

Pese a que los informes de expertos internacionales en ciberseguridad aseguraban que China era uno de los países afectados desde un primer momento, los medios oficiales apenas han publicado información al respecto hasta ahora. Tampoco las autoridades, volcadas en la celebración del Foro de las Nuevas Rutas de la Seda, han dado muchos detalles de la situación en el gigante asiático.

Sin embargo, un análisis de la compañía de antivirus china Qihoo 360 cifró el número compañías y organismos oficiales que han sido víctimas del ataque en 29.372, especialmente en las provincias orientales de Jiangsu y Zhejiang. De estos, 4.341 pertenecen a instituciones educativas e universidades, las más afectadas. Contando por ordenadores, las estimaciones hablan de «centenares de miles» de unidades infectadas.

El gigante petrolero estatal, PetroChina, se vio obligado a desconectar los sistemas informáticos de unas 20.000 gasolineras en todo el territorio debido al virus, por lo que los clientes solamente pudieron pagar en efectivo durante varias horas. «El ciberataque ha causado daños graves a nuestra red», dijo la matriz de la empresa, CNPC, en un comunicado. La gran mayoría de estaciones de servicio ya operan con normalidad.

La reacción de Microsoft

«Es como si al ejército de Estados Unidos le robaran misiles Tomahawk», ha dicho Brad Smith, presidente de Microsoft, este domingo en un comunicado en relación al ciberataque que se ha propagado desde el pasado viernes.

El ejecutivo hace referencia al robo de la documentación que guardaba la Agencia de Seguridad Nacional para sus propios intereses y que fue sustraída y publicada por el grupo Shadow Brokers. Wikileaks fue el principal altavoz de esta filtración. Los detalles técnicos hicieron posible que los cibercriminales, todavía no reconocidos, diseñarán el gusano informático que propagó el ransomware.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Master Solutions